A Némesis

nem
(…) Visible en muchos espejos, la vida, lenta,
se escribe a sí misma en los propósitos
y se borra en el miedo y el desfallecimiento.

Sólo por el fuego del deseo y la espera
el estallido de todo se justifica.
Sólo por el fuego, sólo con fuego,
quemándonos, podemos mirar a la vida cara a cara.

Miquel Martí i Pol,
Cinco poemas de iniciación.

En vano llegas nuevamente a mis puertas, con tu ejército de sombras devoradoras. En vano destruyes con tu furia cuánto fue arrebatado a esos dioses que ordenan, indolentes, el mundo, e imponen la parte del bien que fue otorgada a cada uno de los mortales. En vano tus promesas de venganza por las traiciones cometidas, en vano las amenazas que profieres contra aquellos que desafían los augurios.

Sólo las Parcas pueden tomar para sí esta vida que es todo lo que tengo, ellas que hilaron sólo a medias el destino que recorro. No te debo pleitesía, nada quiero de ti, nada puedes dar. Si no te das por vencida, tampoco encontraras rendición. Y cada vez que regreses, será demasiado tarde.

Tus huestes son humo, tus dones cenizas; yo soy el fuego.

fulla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s